Etiquetas

, , , ,

… y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Rayuela, Julio Cortázar.

Al terminar el día
Cuando la luz opaca atraviesa las ventanas
Toco tu boca con mis dedos
Toco tu boca con palabras de Cortázar
Y siento el aliento muerto en mis yemas
Tu aliento muerto
Que respira para mis dedos
Sólo para mis dedos
Y dibujo en mi mente tu presencia
Olvidada en los espejos, ambulante
Dispuesta a ser descubierta y olvidada
Continuamente
Renaciendo continuamente
Siento tu perfume amargo en mis pestañas
El alcohol
Que sobra en mi garganta y acaricio
Tu rostro transparente
Con mis dedos
Dibujo
tu silueta en las paredes sin pintura
Y olvido
Otra vez
Olvido

A.M.

Anuncios