Etiquetas

, ,

En la mañana te encuentro
con un café recién hecho.
Abrazo el despertar
con aroma a canela.
Y tu presente presencia
en la mañana me aviva.

Se marchaba el amante,
nocturno y seco
como las flores de tu ventana,
apagada y moribunda.
Vacío de amor,
lleno de ganas.

Ventila el sudor
el viento por tu ventana.
De la mañana en que la luna
comenzó a escondidas
entre las cortinas de la noche
aún echadas.

A.M.

Anuncios