Etiquetas

, , ,

Cuentan,
por las estrechas calles de la piedra antigua y vieja,
que un joven caballero se volvió loco de amor
por su joven y bella hermana. Cuentan también
que la locura de amor le llevó al odio
tras el rechazo. Dicen que ella se escondió
tras un hábito implorando auxilio
y que un día triste y lluvioso
el joven acudió a la catedral donde ella oraba
y la hirió de muerte con un cuchillo.
Cuentan también que en la huida
le acribillaron a balazos. Aquí mismo,
en este mismo lugar.
Y cuentan más.
Eso otro día…

A.M.

Anuncios