Etiquetas

,

Me pregunto por qué
después de generaciones y generaciones
los humanos aún no hemos aprendido
a vivir.
A apreciar la vida desde la simplicidad
Y a dejar de lado la complejidad
que nos atormenta,
creada únicamente
por nosotros mismos.
Me pregunto por qué
giramos la cabeza ante lo que tememos
y obviamos el hecho
de que moriremos tarde o temprano,
siendo este el pilar
de la tan nombrada felicidad.
Porque sólo el que sabe que morirá
será capaz de ser feliz.

A.M.

Anuncios