Etiquetas

Ayer me desperté con una noticia que ha conmocionado al mundo de la ciencia tanto como al de los sentimientos. Rom Houbens, un belga de 46 años, diagnosticado hace 23 de un coma, estaba despierto … Siempre estuvo despierto … Mucho le queda a la ciencia por avanzar, me temo. Y nunca querríamos vernos en cierta tesitura. No intenten imaginarlo, no creo que la imaginación de para tanto sufrimiento. Y si lo consiguen, si se acercan a lo que Rom Houbens sintió, entonces es que ustedes han sufrido mucho. Déjenme decirles que esta noticia me ha impactado, que realmente creí tanto en la ciencia que pensé que algo así era imposible que pasara. Deberían revisar hoy todos los casos de coma, no vaya a ser que se les haya escapado alguno más. Mientras tanto, los de a pie de calle, seguiremos con nuestras quejas absurdas. Es hoy, al leer la prensa, cuando advertimos que al fin y al cabo nuestra vida no es tan mala. Pero será sólo hoy, señores. No se engañen. Mañana estarán discutiendo por las mismas gilipolleces y volverán a ver su vida como una auténtica mierda. No se acordarán ya más de Rom Houbens, ni de que hoy dijeron ser unos afortunados.

Ojalá me equivoque y sigan valorando tanto sus vidas como lo hicieron hoy.

Anuncios